LOS MANDARINES ESPAÑOLES

A pesar de estar aprobada la circulación de Tarjetas Postales desde 1871 y estar aprobado su envío por la mitad del franqueo ordinario desde el 1º de enero de 1873, las Postales seguían sin salir a circulación en España. Por esta razón el adinerado aristócrata Mariano Pardo de Figueroa y de la Serna, autor de numerosos escritos y artículos, tanto en prensa española como extranjera bajo el seudónimo de Doctor Thebussem, decidió imprimir por su cuenta una tirada. Leer más “LOS MANDARINES ESPAÑOLES”

LAS PRIMERAS TARJETAS POSTALES II

 

 

El 1 de octubre de 1869 se emitía la primera tarjeta postal en Austria. Era una cartulina de color café claro y llevaba impreso un sello con la efigie del emperador Francisco José , con un valor facial de dos coronas. El segundo país donde se emitieron fue Hungría.

La aceptación del público fue inmediata y sólo en el primer año, el imperio Austrohúngaro, distribuyó a través del servicio postal  50 millones de tarjetas.

Un año después Inglaterra, Suiza, Finlandia y los estados alemanes de Baden y Württemberg, también comenzaron a utilizar las tarjetas como medio de correspondencia.

En 1871 les siguieron Suiza, Luxemburgo, Bélgica, Paises Bajos, Dinamarca y Canadá.

A España llegó en 1873 y un año después ya era utilizada en toda Europa, Estados Unidos y Japón.

El 13 de julio de 1902 Fallecía en Viena Emanuel Herrmann. En su tumba figura la inscripción: “El inventor de la Tarjeta postal”.

LAS PRIMERAS TARJETAS POSTALES I

A finales del silgo XIX, la necesidad de comunicar mensajes cortos y el elevado coste del franqueo, llevaron al catedrático de economía Emmanuel Hermman a enviar trozos de papel sin sobre, pero franqueados y con un mensaje. Todos los trozos de papel franqueados llegaron a su destino.

Sobre su idea, Hermman escribió un artículo en el periódico austriaco Neve Freir Presse, titulado: “Nuevo medio de correspondencia postal”.

En la imagen vemos un ejemplo de aquellos envíos postales que dieron origen a las postales que hoy conocemos. es un trozo de papel con el nombre de la destinataria, sello de Amadeo I y matasellos de La Habana del 30 de junio de 1873. La postal llegó a su destino el 20 de julio de 1873.

20161120_115821