LAS PRIMERAS TARJETAS POSTALES ILUSTRADAS

 

 

Fué con motivo de la guerra franco-prusiana (julio 1870 – mayo 1871), cuando se añadieron a las tarjetas postales oficiales las primeras ilustraciones.

El librero francés León Besnardeau, grabó en 1870 los símbolos del cuerpo militar y del escudo de Bretaña en las tarjetas. En ellas, aparecían las leyendas: “Guerre de 1870”, “Camp de Conlie” y Armee de Bretagne”.

El alemán A. Schwartz, imprimió dos series en 1875 y 1876, en las que aparecía un artillero cargando un cañón. Fué el creador del Volksbote, un almanaque en el que se imprimía una imagen con un título.

 

DSC01087

 

 

DSC01088

 

Otros atribuyen al artista alemán Francois Borich, ser el precursor de la tarjeta postal ilustrada, por reproducir sus dibujos en postales que fueron puestas a la venta en 1872.

La expansión de este nuevo tipo de tarjeta, se desarrolló en Centroeuropa en los años 80 del S XIX, impulsada por la celebración de las exposiciones internacionales que se inauguraron en esa década. Especialmente, la Universal de Paris en 1889, cuyas imágenes se imprimieron en tarjetas postales.

En 1899, tuvo lugar en niza la primera gran exposición de tarjetas postales ilustradas.

 

DSC01089

 

 

DSC01090

 

En las imágenes vemos dos tarjetas postales ilustradas de finales del S XIX.

La primera es una postal con dos ilustraciones. Una Vista del distrito Kreuzberg  y la cascada del parque Victoria, en Berlin.

La Postal fué editada por Kunstanstalt J. Miesler.  Esta imprenta numeraba todas sus postales. Esta corresponde al nº 10. Se franqueó el 20 de septiembre de 1898.

 

La segunda postal, también con dos ilustraciones, una del Gran Hotel y otra del rio Ruhr en Winterberg, que pertenece al estado de Renania del Norte.

Fué editada por Kunst-Verlag y franqueada el 8 de junio de 1897.

Como se puede comprobar en estas imágenes los sellos ya no vienen impresos en el anverso de la tarjeta, como venía siendo habitual cuando las tarjetas no llevaban ilustración.

 

 

 

 

 

 

 

LOS MANDARINES ESPAÑOLES

A pesar de estar aprobada la circulación de Tarjetas Postales desde 1871 y estar aprobado su envío por la mitad del franqueo ordinario desde el 1º de enero de 1873, las Postales seguían sin salir a circulación en España. Por esta razón el adinerado aristócrata Mariano Pardo de Figueroa y de la Serna, autor de numerosos escritos y artículos, tanto en prensa española como extranjera bajo el seudónimo de Doctor Thebussem, decidió imprimir por su cuenta una tirada. Continue reading → LOS MANDARINES ESPAÑOLES

LAS PRIMERAS TARJETAS POSTALES II

 

 

El 1 de octubre de 1869 se emitía la primera tarjeta postal en Austria. Era una cartulina de color café claro y llevaba impreso un sello con la efigie del emperador Francisco José , con un valor facial de dos coronas. El segundo país donde se emitieron fue Hungría.

La aceptación del público fue inmediata y sólo en el primer año, el imperio Austrohúngaro, distribuyó a través del servicio postal  50 millones de tarjetas.

Un año después Inglaterra, Suiza, Finlandia y los estados alemanes de Baden y Württemberg, también comenzaron a utilizar las tarjetas como medio de correspondencia.

En 1871 les siguieron Suiza, Luxemburgo, Bélgica, Paises Bajos, Dinamarca y Canadá.

A España llegó en 1873 y un año después ya era utilizada en toda Europa, Estados Unidos y Japón.

El 13 de julio de 1902 Fallecía en Viena Emanuel Herrmann. En su tumba figura la inscripción: “El inventor de la Tarjeta postal”.

LAS PRIMERAS TARJETAS POSTALES I

 

A finales del silgo XIX, la necesidad de comunicar mensajes cortos y el elevado coste del franqueo, llevaron al catedrático de economía Emmanuel Hermman a enviar trozos de papel sin sobre, pero franqueados y con un mensaje. Todos los trozos de papel franqueados llegaron a su destino.

Sobre su idea, Hermman escribió un artículo en el periódico austriaco Neve Freir Presse, titulado: “Nuevo medio de correspondencia postal”.

En la imagen vemos un ejemplo de aquellos envíos postales que dieron origen a las postales que hoy conocemos. es un trozo de papel con el nombre de la destinataria, sello de Amadeo I y matasellos de La Habana del 30 de junio de 1873. La postal llegó a su destino el 20 de julio de 1873

 

 

20161120_115821